Go to Top

La salud dental de los niños en verano

La salud dental de los niños en verano a menudo empeora. ¿Quieres saber el porqué y cómo evitarlo? En este artículo compartimos información y algunos consejos para que la salud bucodental de los más pequeños de la caja no empeore en verano.Hay varias realidades que hacen que la salud dental de los niños en verano se resienta.

La salud dental de los niños en verano

Viajes, excursiones, juegos en la playa, juegos en la piscina, aumento de la práctica deportiva… El resultado de esta combinación es que a menudo aumentan los casos de traumatismos dentales durante una actividad física de cualquier tipo. Los niños en concreto aumentan sus momentos de ocio al aire libre en verano, y esto se transforma a veces en golpes que pueden significar lesiones a nivel bucodental. Es por ello que en ocasiones, hay que interrumpir las vacaciones para acudir a un dentista de urgencia que pueda evaluar el estado de la boca del pequeño. En estos casos todo puede resolverse simplemente intentando concienciar a los peques de que extremen la precaución durante el juego; asimismo, existen fórmulas de éxito cómo protectores bucales que dan muy buenos resultados en niños y en mayores.

Otro de los problemas orales que son potencialmente amenazas para la salud dental de los niños en verano son las caries y los problemas de encías. Toda la familia pasa más tiempo fuera de casa durante el verano; se come más fuera y a menudo se comen más productos cariogénicos. Helados, dulces, chucherías, bebidas carbonatadas en general… En este sentido se hace especialmente importante extremar las medidas de higiene en los pequeños y también en los mayores. La salud dental no se va de vacaciones, así que no podemos olvidar cepillarnos los dientes después de cada comida; además, siempre que tomemos alimentos con una carga de azúcar elevada -como los helados- también debemos cepillarnos los dientes. Si comemos fuera de casa podemos llevarnos una neceser con todos los productos del cuidado dental necesarios.

hace calor, hace calor…

El calor que reina durante el verano hace que, especialmente en niños y mayores, sea muy importante mantener una buena hidratación. Así la composición de la saliva, con un papel importantísimo en la salud bucodental, no se verá alterada. Tomar abundante agua y fruta son dos recomendaciones muy apropiadas.

Otro consejo importante para que la salud dental de los niños en verano no pierda calidad es concertar una cita con nuestro dentista habitual antes de irnos de vacaciones. ¡Así podremos irnos con mayor tranquilidad! 🙂

¡Esperamos que os haya resultado útil e interesante este artículo! Disfruta al máximo de las vacaciones con tu familia este verano y no olvidéis cuidar de vuestra salud oral . Si tienes más dudas o quieres más información puedes contactarnos a través del formulario que hay bajo estas líneas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *